Viva México en Cuernavaca
Por: Efren Tello
Twitter: @efrentello

Mañana tendremos un aniversario más del nacimiento de nuestro México, el aniversario 202 de la Independencia de los Estados Unidos Mexicanos. La realidad es que la independencia es el 16 de Septiembre, pero nos aplicó Don Porfirio Díaz un pequeño ajuste, de unas horas o como dijeran ¿Qué tanto es tantito? Y para que le ayudáramos a festejar su cumpleaños se decidió oficialmente el celebrarlo una noche antes, el 15 de Septiembre, total el objetivo es festejar, y si es a lo grande mejor.

Y en esto de los festejos recuerdo varias formas en que los han realizado, pero no voy a entrar en tanto rollo, solo que ayer vi un detalle en un adorno que llamó poderosamente mi atención y me hizo reflexionar que tan válido es utilizar todo tipo de adornos para celebrar este evento. No estoy hablando de figuritas de papel o cartón, o de luces que iluminen tus paredes o árboles, ni siquiera de trajes, sombreros o pines, a lo que me refiero es a un adorno que fue creado con otros fines, para otra festividad como lo es: “la piñata”.

Andando rumbo a la oficina vi colgadas unas piñatas “tricolores”, lo cual se me hizo gracioso pues ya para todo hay piñatas, que si es cumpleaños una del personaje preferido, o alguna despedida de soltero(a) pues alguna que tenga picardía, de navidad ni se diga, la clásica de picos, pero… ¿En el día de la Independencia? Pues así como lo leen, piñatas con picos tricolores.

El origen de la piñata es desconocido, pero lo que si es seguro es que se ha tomado como parte de la festividad de las posadas, su forma era de una estrella de muchos colores y con 7 picos, y religiosamente se les daba el significado de la tentación y los pecados respectivamente, ya saben los siete pecados capitales, y al acudir a golpearla con el palo o garrote y romperla se vencía esta tentación obteniendo los premios que caían del cielo (dentro de la piñata) que en este caso son frutas y golosinas, y todos disfrutaban al derrotar al mal.

Volviendo al asunto de la piñata tricolor, ¿Qué objetivo tendría el romperla? ¿Se acabarían los funcionarios corruptos? ¿Dejarían los pecados estos individuos y trabajarían como se debe? No se sabe, pero sigo con la incógnita ¿Porqué una piñata para celebrar el grito de Independencia? Sé que somos muchos los que estamos cansados de los fallos que tiene el gobierno y que se han mantenido durante décadas, y que la frustración que nos guardamos la queremos desahogar de alguna forma, y si es violenta mucho mejor. Pero que la piñata tenga los símbolos patrios pegados en su cara visible ¿Es para que la golpeemos mejor o con más fuerza? ¿Porqué golpear estos símbolos? ¿Ellos han sido los responsables de todas las cosas que vivimos?

El tema es escabroso, pues algo que es cierto y todo el país lo refleja es la falta de identidad que tenemos como mexicanos, no somos tan patriotas durante 364 días (si no es año bisiesto), pero este día somos los más mexicanos del planeta, gritamos e insultamos a todos ensalzando nuestro orgullo de ser mexicano, de vivir en este país lleno de riquezas naturales, que además tiene según un concurso realizado por el diario español 20 Minutos “La bandera más bonita del mundo”, y tanta historia que envidian muchas culturas del planeta, y que a pesar de todo esto se sigue despreciando y abusando por los dueños del territorio que somos nosotros: los mexicanos.

Afortunadamente en muchos ámbitos ya se ha percibido el cambio en esta actitud o mentalidad, pues hay mexicanos que han realizado ante el mundo entero excelentes actuaciones que demuestran que el país no es solo lo malo que se divulga en los noticieros, sino que tenemos gente capaz y muy talentosa que está dejando la mediocridad de otras generaciones y busca el respeto que merece cualquier otro individuo a nivel mundial.

En fin, celebremos esta fecha y quedémonos con esta emoción y no dejemos fenecer este sentimiento durante otros 364 días para que logremos un mejor país, un México digno de la mejor raza: la mexicana.

Felicidades y ¡Salud!.